El trabajo, publicado en la Revista Española de Salud Pública, señala que el 20,8% de los niños españoles no ha acudido jamás al dentista. Los investigadores indican que conforme crecen los niños, aumenta el porcentaje de asistencias a los servicios de salud dental.  El trabajo también indica que la frecuencia de cepillado dental diario no llega a las 3 veces recomendadas y la presencia de caries, por consiguiente, llega hasta el 5,6% de niños

Los expertos subrayan que el ambiente socioeconómico que rodea a los niños españoles está directamente relacionado con su salud dental. Según el texto, el porcentaje de niños que acuden al dentista aumenta conforme el nivel económico de la familia es mayor. En contra partida, los menores españoles que provienen de ambientes más deprimidos descuidan más su higiene dental.

El nivel de estudios de los padres también afecta a la salud dental de los niños españoles. Los médicos indican que no existe diferencia entre comunidades autónomas. La investigación está basada en un estudio transversal y que tomó como muestra a 2.172 niños de 2 a 5 años. Los científicos explican que la variable dependiente era haber acudido a los servicios dentales alguna vez en la vida y que, las variables independientes, se basaban en el nivel sociodemográfico, en la salud bucodental autoreferida, en los hábitos y en el nivel socioeconómico familiar.

El análisis se llevó a cabo mediante regresión logística multivariante. Los médicos explican que la salud bucodental es parte fundamental de la salud desde la erupción del primer diente. Para mantenerla, se precisa instaurar hábitos saludables como la revisión dental periódica. En el estudio se refleja que la caries es la enfermedad crónica pediátrica más prevalente y podría aumentar en los preescolares.