La nanomateria se reconoce como un fármaco que ya ha sido utilizado con éxito desde septiembre el año 2016, y que ha superado “con creces” todas las pruebas a las que ha sido sometido, según apuntan los científicos rusos. El equipo de investigadores indica que para desarrollar el proyecto ha estudiado las propiedades de las nanopartículas consistentes en óxidos de titanio, hierro, cinc y otros metales. Según los científicos, los experimentos han demostrado que estas partículas pueden matar bacterias, incluso en concentraciones muy pequeñas, ya que actúan como los antibióticos o enzimas que el cuerpo produce para destruir gérmenes.

El equipo señala que la nanomateria resuelve uno de los principales problemas que enfrentan todos los pacientes dentales, como pérdida de focas o la aparición de caries. Los científicos explican que esta tecnología hará avanzar la eficiencia de la Odontología y modificará muchos de los procedimientos que se siguen hoy en día en la mayoría de clínicas. Los investigadores indican que las nanopartículas han comenzado a usarse con un reducido grupo de pacientes en la clínica Rosdent y en la Academia Médica Kirov. Se epera que esta tecnología se comercialice a mediados de este año.