El pembrolizumab es un inhibidor aplicado a la inmunoterapia que mejora en un 19% la supervivencia global entre los pacientes tratados. “Los enfermos lograron vivir 7 u 8 meses más de lo previsto tras iniciar el tratamiento", aseguró Ezra Cohen, investigador de la Universidad de California.

El medico explica que, a pesar de que el estudio no cumplió con su criterio de valoración primario, todavía es un juicio positivo. "Nuestra investigación refuerza que pembrolizumab se debe aplicar como una opción importante para todos los pacientes con esta enfermedad devastadora".

El estudio Keynote-040 fue un estudio global, abierto, de fase 3, que incluyó pacientes con carcinoma de células escamosas de cabeza y cuello recurrente o metastásico después de una quimioterapia basada en platino. Los pacientes fueron asignados al azar para recibir tratamiento con pembrolizumab o estándar de atención, que fue la elección del investigador de metotrexato, docetaxel o cetuximab.

La media de supervivencia global fue mayor con el uso del pembrolizumab en comparación con el tratamiento estándar. Sin embargo, los médicos indicaron que para un subgrupo de pacientes que tenía tumores que expresaban PD-L1, el pembrolizumab se asoció con resultados dramáticos y significativamente mejorados.

Entre los pacientes con una expresión combinada de PD-L1 de tumores y células inmunitarias de, al menos, 1%, la media de supervivencia fue de 8,7 meses con pembrolizumab frente a 7,1 meses con tratamientos estándar, y entre pacientes con expresión de PD-L1 en más del 50% de sus células cancerosas, la supervivencia media fue de 11,6 frente a 7,9 meses respectivamente.