Los autores de esta investigación son Miguel Carasol, Mariano Sanz y David Herrera de la Universidad Complutense de Madrid; Ana Fernández-Meseguer de Ibermutuamur; Manuel Bravo de la Universidad de Granada; María Teresa García Margallo de Cualtis; y Eva Calvo Bonacho de Ibermutuamur.

Los resultados, analizados bajo parámetros como la edad, el sexo o el nivel de estudios han concluido que el 38% de los más de 5.000 trabajadores examinados tenía bolsas periodontales. La enfermedad periodontal se incrementa de manera significativa en los mayores de 45 años que tienen bajos ingresos, son fumadores y han recibido una educación básica.

El estudio se ha dado cuenta de que la población entre los 35 y 44 años presenta una salud periodontal bastante peor de lo que indicaban las encuestas a nivel nacional en trabajos anteriores. Los resultados sugieren que se incorporen evaluaciones periódicas en los exámenes médicos laborales.

La periodontitis es factor de riesgo en patologías pulmonares y cardiovasculares, entre otras. Las mujeres embarazadas que la padecen tienen más riesgo de sufrir un parto prematuro y de que el bebé no tenga un peso óptimo al nacer. En algunas ocasiones, puede perjudicar el pronóstico de un paciente, de ahí que sea necesaria la prevención.