El estudio explica que, para regenerar el tejido de la pulpa dental después de vaciar los canales radiculares de un diente, los investigadores compararon la eficacia de los materiales 3D hechos a partir de matrices sintéticas y otros creados con células madre pulpares y factores de crecimiento derivados de la dentina. La investigación expone las diferencias principales en términos de degradación de los matriales, la viabilidad celular, la vascularización y la formación de tejido pulpar.

Para la investigación, los cientificos desarrollaron un derivado de polietileno bioactivo denominado PEG. El material estaba personalizado para cada paciente y compararon directamente los soportes de hidrogel a base de PEG con diversos materiales naturales que incluían la fibrina y el colágeno.

Los investigadores explican que probaron 3 materiales basados en PEG; 2 de ellos se desarrollaron en el curso de este estudio. Los criterios de diseño incluyen la generación de un material inyectable adecuado para uso en un consultorio dental, un modo de curado definido (reacción química o polimerización inducida por luz) y la adición de bioactividad mediante la incorporación de un motivo de adhesión celular y un sitio escindible por enzima para la degradación mediada por células de pulpa.