Tratamiento de ortodoncia invisible

Invisalign es un tratamiento de ortodoncia invisible. En los casos de mala colocación de los dientes ayuda a corregir la mordida, mejorando así el rendimiento deportivo. De hecho, expertos señalan que existe relación entre la salud bucodental y el rendimiento deportivo. En este sentido, una de las afecciones más frecuentes es la relación entre el mal rendimiento y una mala mordida.

La empresa Vitaldent asegura que un 30% de los dolores musculares de cuello y espalda se deben a una masticación incorrecta. Dado que el origen del problema se encuentra en un sitio distante, no se suele considerar una relación de causa-efecto. A menudo el paciente pasa meses, incluso años, arrastrando un dolor crónico o una lesión sin conseguir eliminarla cuando, a veces, la solución es tan sencilla como acudir al dentista a tratar esta maloclusión.

Estudios

En este sentido, estudios llevados a cabo por la Universidad de Barcelona y de Innsbruck demuestran que existe relación entre una mala oclusión y el control de la postura, relación que se acentúa en condiciones de fatiga. El mecanismo es muy sencillo, puesto que cuando existe una falta de coordinación entre el maxilar superior y el inferior debido a una ausencia dental, un problema en la colocación de los dientes o un mal desarrollo del maxilar superior, se produce un acoplamiento de la mandíbula en la posición más estable que encuentra, pudiendo quedar descompensada entre el lado derecho y el izquierdo.

No solo los deportistas se ven afectados por la mala oclusión. Estiman que el 80% de la población sufre algún problema de mordida.

Sin embargo, no solo los deportistas se ven afectados por la mala oclusión. Estiman que el 80% de la población sufre algún problema de mordida. Por esta razón, consideran que el problema no debería ser solo asunto de preocupación para los que practican deporte con asiduidad. En este sentido, al ser un dato tan elevado, recomiendan acudir a revisiones bucodentales cada 6 meses para poner solución lo antes posible.

¿Cómo corregir los problemas de mala oclusión?

Cuando la mordida viene derivada de una mala colocación de los dientes, los tratamientos de ortodoncia pueden ayudar a poner solución a este problema. Por consiguiente, a todos los dolores musculares que trae consigo. Hoy en día, gracias a los últimos avances en el sector, existe la posibilidad de acceder a un nuevo tratamiento de ortodoncia invisible.

Estela Arias, miembro de la Comisión Médica de Vitaldent, explica que “la principal diferencia entre la ortodoncia convencional y la ortodoncia invisible es que esta última, tiene una amplia capacidad de predicción. A través de su software 3D, el paciente puede observar cual será el antes y el después de su tratamiento y en cuánto tiempo se realizará”. Además, la odontóloga asegura que “existe un mayor control del movimiento dental, por lo que está indicado en pacientes con problemas periodontales controlados y/o con leves alteraciones de la articulación temporomandibular”.

Pero por si fuese poco, también se disminuyen los riesgos de los pacientes alérgicos a ciertos metales. En casos en los que el paciente presente el esmalte dental muy deteriorado, la ortodoncia invisible es la mejor elección. De hecho es la mejor elección porque no es necesario realizar un proceso de cementado de brackets en el diente. Otro de los factores determinantes es que los pacientes con ortodoncia invisible tienen la posibilidad de realizar cualquier tipo de deporte de contacto, la libertad de consumir todo tipo de alimentos y la facilidad de mantener una higiene oral adecuada al permitirle al paciente retirar los alineadores de su boca a la hora de cepillarse los dientes.