“Si bien la mayoría de las personas tiene la capacidad, la motivación y el deseo de cepillarse los dientes de manera correcta, a menudo no lo hacen debido a técnicas inadecuadas, y las oportunidades para mejorar tales habilidades pueden ser pocas”, explica Lance T. Vernon, instructor de la Escuela de Medicina Dental de Case Western Reserve University y coautor del estudio.

La investigación subraya que, a menudo, cepillarse los dientes se aprende y se practica sin una supervisión adecuada. "Cambiar los comportamientos del cepillado de los dientes, que son hábitos vinculados a la memoria muscular, puede tomar mucho tiempo y orientación".

Los investigadores explican que el selfie puede ayudar a cambiar malas costumbres en la higiene dental en el futuro. Los expertos dicen que solo el hecho de grabar una selfie puede alterar los hábitos arraigados, y hacer que los participantes sean conscientes de su cepillado y de los cambios de comportamiento, incluido el proceso de formación de la memoria, asociación y creación de una nueva memoria muscular.

Los investigadores indican que su pequeño estudio piloto ha obtenido resultados prometedores, por lo que sugieren llevar a cabo una investigación más amplia. “Nuestros hallazgos demuestran que el concepto de selfie es útil en un entorno dental”. Los selfies de vídeo e imagen se utilizan cada vez más en los campos médicos para evaluar, controlar y determinar la progresión de las enfermedades y la efectividad del tratamiento. "Estamos ante una nueva área de recopilación de datos conocida como salud móvil, o mHealth", según explican los autores del estudio.