El método es una novedosa técnica de Cirugía Oral que consiste en aplicar la tecnología de navegación quirúrgica en 2D y 3D al uso del bisturí piezoeléctrico en el quirófano. La combinación de estas 2 herramientas permite la obtención de mejores resultados respecto a las técnicas convencionales ya que, según los expertos, solo hay otro artículo publicado donde se describa el uso de esta maniobra.
 

Hasta el momento, los profesionales la unidad de Cirugía Oral y Maxilofacial han utilizado esta combinación de técnicas quirúrgicas en 16 pacientes con diversas patologías. La doctora Dean explica que "esta novedosa técnica permite numerosas aplicaciones en nuestra especialidad, ya que puede desarrollarse en cirugía de las deformidades dentofaciales”.

Según explican los expertos, esta técnica de Cirugía Oral puede utilizarse también en intervenciones de Oncología Maxilofacial, en intervenciones quirúrgicas para alargar el hueso de los maxilares por su falta de desarrollo, o para aumentar la altura de la mandíbula cuando es necesario.

Los médicos indican que esta técnica implica una serie de ventajas para el paciente:

  1. Reduce el riesgo de complicaciones al no lesionar las partes blandas.
  2. Protege algunas estructuras sensibles como los nervios.
  3. Facilita la recuperación del paciente.
  4. Aporta una excelente visualización del campo quirúrgico.
  5. Permite realizar incisiones cutáneas más pequeñas.
  6. Produce menor pérdida sanguínea.
  7. Produce menos dolor en el postoperatorio.

La responsable de la unidad subraya que la técnica de Cirugía Oral puede utilizarse para el tratamiento de pacientes con displasia fibrosa y para cirugía de tumores y traumatismos de la base del cráneo, "con lo cual obtenemos mayor seguridad y una precisión quirúrgica milimétrica".