La muerte de una mujer tratada con terapia alternativa ha sido el motivo por el que el Colegio de Médicos de Girona ha abierto un expediente informativo. La agencia EFE detalla que la mujer estaba enferma de cáncer y fue tratada por un terapeuta según ella misma explicó cuando ingresó en el Hospital Josep Trueta con un pecho en muy mal estado.

José Vilaplana, presidente del Colegio de Médicos de Girona y del Consejo Autonómico de Médicos de Cataluña, ha explicado a EFE, que el objetivo de la investigación es saber si el terapeuta incurrió en un delito de intrusismo. “A veces la gente se anuncia de forma confusa”, ha indicado Vilaplana a EFE.

El presidente de los médicos gerundenses ha denunciado que los nombres de estas terapias son difíciles de identificar. Vilaplana ha lamentado la muerte de la mujer tratada con terapia alternativa y ha recordado que este caso se descubrió a raíz de que el oncólogo de Girona Joaquim Bosch denunciase el caso en redes sociales.

Según ha destacado Vilaplana, el doctor Bosch “ha actuado correctamente” con esta iniciativa, con la que ha querido airear “la extrema vulnerabilidad de estos pacientes”. El presidente del Colegio de Médicos de Girona ha recordado que “cuando uno se encuentra mal, busca solución en todos lados”.

Ante este tipo de situaciones, Vilaplana ha remitido al decálogo del Consejo de Médicos de Cataluña sobre este tipo de terapias, que está a disposición de sus integrantes y ha puntualizado que “el único tratamiento válido es el acreditado por el conocimiento y la evidencia científica”. Vilaplana ha lamentado que ocurran sucesos como el fallecimiento de esta mujer tratada con terapia alternativa y ha recordado que, en ocasiones, las alternativas pueden ser útiles porque el efecto placebo y las creencias de cada uno son muy potentes para el bienestar de las personas. No obstante, ha recordado que el combate contra una enfermedad solo se puede plantear desde la Medicina basada en la ciencia.