Las comunidades autónomas se reunieron con el Ministerio de Sanidad el lunes.

En la declaración del brote de listeriosis originado en Andalucía por productos de Magrudis hubo fallos, según la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en funciones, María Luisa Carcedo. Lo ha reconocido este lunes ante los medios, después de reunirse con los representantes de las comunidades autónomas para hablar sobre dicha alerta sanitaria. Hasta el momento, hay unas 200 personas afectadas. Además, se ha confirmado una muerte y un aborto relacionados con el brote.

“Algo ha fallado”, ha admitido la ministra de Sanidad en funciones, tal y como recoge la agencia EFE.

En todo caso, Carcedo ha insistido en que España es uno de los países más exigentes en lo que se refiere a seguridad alimentaria. Al hilo, ha señalado que la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), que pertenece a su departamento, activó la alerta el mismo día en que recibió la notificación de la Junta de Andalucía. Es decir, el pasado 16 de agosto. Además, se contactó con las comunidades que aparecían en la lista de distribución de la fabricante de la carne contaminada.

“Brotes como el de Andalucía deben servir para mejorar todavía más nuestros protocolos de actuación y respuesta”, ha afirmado Carcedo.

“Siempre hay margen de mejora”, ha añadido la ministra en funciones, que ha convocado a los órganos de vigilancia y control para analizar la información disponible sobre el brote. De igual modo, convocará al Consejo de Consumidores y Usuarios de España. “En la gestión de las alertas de salud pública es fundamental disponer de información precisa y fidedigna para abordar el control del brote y mantener informada a la ciudadanía”, ha explicado.

Actualidad del brote de listeriosis

Según la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, el número de afectados en esta comunidad asciende a 196, la mayoría en la provincia de Sevilla. A ello hay que sumar los afectados en otras regiones, de manera que el número de afectados por el brote de listeriosis se sitúa en torno a las 200 personas. Entre ellas hay un turista británico que consumió la carne mechada contaminada y fue atendido en Andalucía antes de salir de territorio español.

Desde el pasado 16 de agosto, ha fallecido una mujer por listeriosis y se ha confirmado un aborto relacionado con la alerta. Además, ha muerto en Andalucía un enfermo de cáncer que dio positivo por listeria, aunque no existe constancia de que este fallecimiento tenga relación con el brote. En las últimas horas se está reduciendo la frecuentación a los servicios de urgencias y el número de nuevos casos. “Hemos entrado en la fase de inflexión del brote”, ha señalado el portavoz del gabinete técnico de la consejería, José Miguel Cisneros.

“No significa que haya desparecido el brote, pero sí su virulencia”, ha destacado el médico.

El brote de listeriosis está relacionado con productos cárnicos de la compañía sevillana Magrudis. En principio, se identificó como origen del brote una partida de carne mechada y se retiró del mercado, aunque finalmente se ha ordenado la paralización de toda la producción de la fábrica y la retirada de todos los productos. De hecho, los resultados preliminares apuntan a la fábrica como foco de infección. La Fiscalía Superior de Andalucía está investigando el brote. Por su parte, el consejero andaluz, Jesús Aguirre, insiste en que la actuación de su departamento ha sido “impecable”.