Josep Tabernero, director del Vall d'Hebron Instituto de Oncología (VHIO) y presidente electo de la European Society for Medical Oncology (ESMO), ha explicado que su equipo cuenta con solo un 5% de fondos provenientes del sector público y que necesitan mayor financiación en investigación para desarrollar sus proyectos.

“Este porcentaje equivale a un millón de euros, pero ahorra al sistema unos 12 millones, ya que gracias a la financiación en investigación evitamos recetar un 45% de fármacos oncológicos, algo claramente rentable desde el punto de vista económico", asegura Tabernero.

Mara Dierssen, investigadora principal de Neurobiología Celular y Sistemas del Centro de Regulación Genómica (CRG), ha remarcado que "en España todavía no nos creemos que la ciencia es el motor del futuro" y ha hecho hincapié en el hecho de que hay "una visión cortoplacista" que, incluso, ha llegado a los científicos. Antes de empezar auguran que "esto va a curar tal cosa" para poder obtener financiación para investigación.

Valentí Fuster, director general del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares Carlos III (CNIC) y médico jefe del Mount Sinai Medical Center de Nueva York, cree que en España "se da poco dinero a mucha gente y no se atiende la financiación en investigación como se debería”. El médico subraya que lo ideal sería que se seleccionara mejor "al buen investigador" como ya ocurre en otros países como Estados Unidos.