La Fundación Humans se presentó ayer en el salón de actos Gregorio Marañón del Colegio Oficial de Médicos de Madrid. La asociación subraya que pretende definir, estudiar, potenciar e investigar las relacionas entre los profesionales sanitarios, las organizaciones y los pacientes. “Somos personas que trabajamos para personas. Experimentamos una revolución tecnológica en la medicina, pero necesitamos una revolución humana”, señala el doctor Julio Zarco, presidente de la Fundación Humans.

“Hace un par de días recibí un mensaje de WhatsApp de una paciente que decía no entender por qué su médico no miraba ni hablaba con su hijo autista mientras le pasaba consulta. Esto es triste, y se evita con formación que humanice el servicio y el trato con el paciente”, narra Julio Ancoechea, presidente del Consejo Asesor de la fundación.

La Fundación Humans está formada por los médicos Julio Zarco, Boi Ruiz, Begoña Barragán y Julio Ancoechea. Estos profesionales de la sanidad han elaborado un estudio: Análisis de situación de los aspectos humanístico de la atención sanitaria en España. El trabajo ha sido presentado en el Ministerio de Sanidad y ha servido para formar la columna vertebral de la organización.

La Fundación Humans destaca una serie de objetivos a conseguir corto plazo:

  1. Crear conciencia de la necesidad de implantar planes de humanización en el entorno sociosanitario.
  2. Dar soporte a gestores y directivos de salud en el proceso de incorporación de la humanización en las organizaciones sanitarias.
  3. Promover la formación en habilidades relacionadas con la humanización asistencial entre los profesionales sanitarios, tanto en la formación de grado y posgrado como en la investigación.
  4. Extender la humanización a todo el sistema sociosanitario.
  5. Fomentar la equidad y homogeneidad en la implantación de políticas de humanización en la atención sociosanitaria.
  6. Impulsar la participación de todos los implicados en el proceso de humanización en el diseño y planificación de estrategias.
  7. Estimular la evaluación y seguimiento de proyectos de humanización.
  8. Conocer y compartir experiencias en humanización.
  9. Vertebrar a la sociedad civil, a través de la formación en la cultura de la salud a todos los ciudadanos.

“El trato con el paciente se basa en detalles, no solo en el contacto humano, si no en que el entorno no sea desagradable para los enfermos. Desde tener en cuenta que las luces del techo puedan molestar a una persona encamillada hasta explicar el diagnóstico con tacto. Todo eso abarca el humanismo en la medicina”, concluye el doctor Boi Ruiz.