La salud oral de los mayores de 60 años guarda una estrecha relación con su calidad de vida. “Envejecer no es lo mismo que enfermar, pero es una realidad que durante este proceso vital aumenta el riesgo de desarrollar ciertas patologías”; para tratar de evitarlas, el Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de la I Región (COEM) y su fundación han lanzado la campaña +de60 a la que se han sumado la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG), el Observatorio del Mayor del Ayuntamiento de Villanueva de la Cañada, Cruz Roja y varias universidades madrileñas.  

Bajo el lema Para vivir más y mejor… ¡Cuida tu boca y sonríe!, la campaña pretende recordar a los pacientes geriátricos” lo importante que es cuidar la dentadura para que perdure fuerte y sana”. Los trastornos bucales a los que se enfrentan las personas de +de60 son:

  1. Sequedad oral.
  2. Aparición de caries.
  3. Retracción de las encías.
  4. Pérdida de piezas dentales.
  5. Aumento de la sensibilidad dental.
  6. Cambios en el tamaño, forma y el color de los dientes.
  7. Enfermedades de las encías como la gingivitis y la periodontitis

De todas ellas, los expertos destacan la pérdida de las piezas dentales por su alta prevalencia (cerca del 30% de la población mundial de entre 65 y 70 años no tiene dientes propios, según la OMS) y por su repercusión en la salud y la autoestima del paciente. La falta de piezas no solo influye en la estética, sino que también dificulta el habla, la ingesta de alimentos y su digestión. Contra todo ello, la campaña +de60 recomienda seguir un proceso de rehabilitación a cargo de un dentista.

“Son los únicos que pueden llevarla a cabo, pues las consecuencias de someterse a un tratamiento incorrecto pueden llegar a ser gravemente perjudiciales para la salud”, defiende el COEM en una nota de prensa. Aunque muchos escapan al control del paciente, como la existencia de incapacidades físicas y mentales o la aparición de enfermedades sistémicas, otros aspectos sí dependen “exclusivamente” de su implicación. “La actitud es un factor clave en la prevención”, insisten. Algunos de los consejos básicos para estas personas de +de60 son:

  1. Deja de fumar.
  2. Evitar el alcohol.
  3. Seguir una dieta sana y equilibrada.
  4. Mantener una correcta higiene oral diaria.
  5. Evitar alimentos duros o pegajosos que puedan romper las prótesis dentales.
  6. Visitar al dentista, al menos, 2 veces al año para prevenir trastornos como el bruxismo y detectar lesiones premalignas.