El estudio se ha realizado en participantes con más de 70 años que estaban programados para someterse a una cirugía electiva con una estancia hospitalaria de menos de 3 días, por medio del método de una evaluación de la confusión. Su recuperación funcional fue seguida durante 18 meses y se descubrió que el delirio se identificó en el 24% de los pacientes. Durante los 18 meses, estas personas mostraron una recuperación menos funcional que aquellos que no había sufrido delirio.

La función física de ambos grupos se redujo en un mes tras la cirugía, pero fue menos en los que desarrollaron el trastorno. Además, tras este tiempo, el grupo que sufría delirio no fue capaz de lograr el mismo progreso funcional que aquellos que no se vieron afectados. En este sentido, el estudio ha demostrado la gravedad de que las personas mayores sufran delirio tras una cirugía electiva.

“Este estudio pone de relieve la importancia de una mayor vigilancia para el trastorno en el postoperatorio y la consideración de la planificación del cuidado de transición a la medida y rehabilitación prolongada para los pacientes de edad avanzada”, explican los expertos. El delirio es una patología muy frecuente, grave que ocurre a entre un 11 y 50% de los pacientes hospitalizados de edad avanzada.