Los investigadores estudiaron, entre otros aspectos, la agudeza mental, la velocidad de percepción y la de reacción. Los resultados mostraron que la capacidad de procesamiento mental se redujo un 5% de media en 10 años entre las participantes. Asimismo, la velocidad de reacción y de percepción se vio disminuida en un 1% cada 2 años y la memoria verbal se redujo de media un 1% cada 5 años.

Tal y como señalan los autores, estudios longitudinales anteriores realizados en mujeres de mediana edad no habían detectado este declive cognitivo. En esta investigación, los científicos examinaron los datos de más de 2.000 mujeres sanas incluidos en el Study of Women's Health Across the Nation (SWAN), que examinó la capacidad cognitiva y los cambios en esta durante varios años.    

Los autores del estudio concluyen que las mujeres con una edad comprendida entre los 40 y los 50 años son más propensas a olvidarse de las cosas con mayor frecuencia. Este grupo de mujeres también mostró una mayor lentitud de reacción, un proceso normal y relacionado a los signos de envejecimiento propios de este grupo de edad.