El ejercicio físico es la mejor manera de prevenir la demencia, de acuerdo con Pascual Sánchez, neurólogo del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, que ha dirigido junto a la profesora Carmen Sarabia el curso Presente y futuro de las demencias que se ha celebrado esta semana en la sede de Laredo de Universidad de Cantabria (UC), en el marco de los Cursos de Verano.

“Hay muchas cosas que se pueden hacer para prevenir las demencias, pero por desgracia no hay campañas de salud pública sobre esto porque no hay planes de demencia específicos en España”, ha señalado el especialista, que son muchas las recomendaciones que se pueden seguir, como cuidar la alimentación, realizar tareas mentales, controlar el riesgo cardiovascular o practicar ejercicio físico.

“Si me pides que escoja una intervención aislada, me quedaría con el ejercicio físico”, ha destacado Sánchez, según el cual este tiene “un montón de factores beneficiosos” que pueden proteger frente a las demencias.

Para el neurólogo, tan importante como la prevención es el diagnóstico temprano de la enfermedad, ya que esto aumenta la efectividad de los tratamientos. “Nuestro desiderátum es poder diagnosticar la enfermedad cuando no hay síntomas, igual que se diagnostica la arterioesclerosis antes de que te dé el infarto”, ha añadido Sánchez, que ha comentado que para conseguirlo hay que categorizar a las personas en riesgo para actuar a tiempo.

“Todo va ligado al tratamiento. Cuando dispongamos de terapias modificadoras del tratamiento, entonces tendrá sentido hacer cribados poblacionales y que la gente persiga sus riesgos, sobre todos quienes tienen antecedentes familiares o factores de riesgo”, ha explicado.

“Igual que ahora nadie se plantea no mirarse el colesterol, en algún momento será una obviedad que tenemos que ver cómo está nuestra función cerebral y cuál es el riesgo de sufrir una demencia”, ha agregado el codirector del curso, dirigido a un público amplio con el fin de “actualizar la información que se conoce en el campo de las demencias, en distintos aspectos, todos ellos dirigidos al paciente”.

“Si podemos acercar al público en general qué es una demencia, cuáles son sus síntomas y cómo detectarla, cumplimos una labor social”, ha apuntado, por su parte, Carmen Sarabia, que ha recordado que “en muchas ocasiones, la gente mayor y la gente que está a su alrededor no detecta alguno de los síntomas y los confunde con las batallitas del abuelo”. “Es una realidad que va a ser problemática en el futuro y que va a consumir muchos recursos sanitarios y afectar a muchas vidas”, ha subrayado.