En este proyecto han participado más de 40 organizaciones de 22 países. Los expertos que han participado en la reunión promovida por el Hospital Universitario de Getafe han analizado la situación de los diferentes factores relacionados con la fragilidad en personas mayores, así como la gestión y evolución de los programas sanitarios dirigidos a revertirla y garantizar la autonomía y calidad de vida de este grupo de pacientes.

El objetivo que se han marcado las distintas delegaciones es construir un marco estratégico para el abordaje preventivo de la fragilidad a nivel europeo y favorecer la colaboración entre los estados para ayudar a resolver problemas de salud pública. El plan de acción coordinado por el hospital madrileño contribuirá a reducir la discapacidad y la dependencia, asegura la Comunidad de Madrid.

Asimismo, evitará el aumento de la demanda de atención relacionada con las enfermedades crónicas. Este proyecto se enmarca en el III Programa Europeo de Acción en Salud 2014-2020 y cuenta con un presupuesto de la Unión Europea (UE) de 3,5 millones de euros. La finalidad es dar una respuesta más efectiva a las necesidades de atención de las personas mayores, mejorando la planificación y la coordinación de los programas sanitarios, la colaboración entre los profesionales y su relación con los cuidadores.