Para lograr dicho objetivo, el Hospital Universitario de Getafe y la Universidad de Navarra participarán desarrollando guías clínicas de prescripción de programas de ejercicio físico, protocolos basados en ejercicios simples, cursos de formación y actualización para profesionales de la salud, e incluso una campaña de sensibilización que promueva y evalúe los cambios de estilo de vida relacionados con el ejercicio físico en personas mayores. De esta manera, se pretende prevenir la fragilidad y caídas en ancianos.

“Este curso debe aprovecharse por los profesionales sanitarios como una excelente oportunidad para cambiar la mentalidad”, explicaba el director médico del Hospital Universitario de Getafe, Manuel Freire, en la inauguración. Y prosigue: “ya han demostrado que la mejora de la calidad de vida de los ancianos, a través del ejercicio físico entre otras medidas, es su prioridad absoluta".

la Acción Conjunta Europea sobre prevención de la fragilidad en mayores, coordinada por la Comunidad de Madrid, a través del Hospital de Getafe, pretende construir un marco estratégico para abordar la prevención de este tema a nivel europeo y motivar la colaboración entre los Estados para lograr resolver problemas de salud pública.

Por su parte, esta iniciativa forma parte del III Programa Europeo de Acción en Salud 2014-2020, dotada con un presupuesto de la Unión Europea de 3,5 millones de euros. Además, se desarrollará entre 2016 y 2017; un programa en el que participarán 25 países europeos además de España.