Esta unidad, señala la Comunidad de Madrid en una nota de prensa, contará con 2 médicos especialistas en Geriatría en su inicio. La apertura de esta unidad implica la puesta en marcha de un modelo de atención combinada entre Traumatología y Geriatría para la atención integral de todo paciente mayor que ingrese en el hospital por fractura de cadera.

Las funciones de esta nueva unidad serán la valoración integral prequirúrgica, el seguimiento clínico perioperatorio y la preparación del alta. Asimismo, se encargará de las peticiones de interconsulta para otros servicios del hospital para realizar una valoración clínica del estado general del paciente.

Según señala la Comunidad de Madrid, a corto plazo se plantea que esta unidad crezca con la puesta en funcionamiento de una Consulta Externa y una Unidad de Hospitalización de agudos, que se abrirá a la población adscrita al Hospital Príncipe de Asturias y facilitará la coordinación sociosanitaria.

La Comunidad de Madrid pretende mejorar la organización de los recursos sanitarios destinados al paciente geriátrico. El objetivo, señala, es que dispongan de los recursos necesarios para la atención precisa en el momento adecuado, así como garantizar la continuidad asistencial.