Los Premios Senda, que se entregarán el 15 de junio en el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, se otorgan cada año a instituciones, organizaciones y personas que han desarrollado alguna iniciativa para mejorar la calidad de vida de los mayores y favorecer una atención integral a este colectivo.

El proyecto En mi casa parte de la atención centrada en las personas y el respeto a los proyectos de vida. Entre los beneficios del programa se encuentra la mejora significativa de la calidad en la atención tanto a las personas mayores que residen en centros como a los que viven en sus domicilios y necesitan apoyo para llevar a cabo una vida independiente.

Para garantizar una atención integral a los mayores y una mejora de la calidad de vida de los mismos, el proyecto En mi casa utiliza 3 herramientas: el profesional de referencia, que establece con la persona mayor una relación de apoyo y colaboración; el proyecto de vida y las unidades de convivencia.

El proyecto de vida es una de las principales novedades del programa. El objetivo es que las personas usuarias de centros residenciales y de estancias diurnas cuenten con un proyecto de vida como garante del derecho de autodeterminación de los usuarios, que debe garantizar así mismo el control de su propia vida.

El modelo ha sido pilotado en más de 100 experiencias desarrolladas en centros de Castilla y León con la colaboración de las asociaciones de personas mayores, un colectivo que venía demandando un cambio en el modelo de atención.