La investigación ha estado coordinada por los centros de Atención Primaria de Guineueta, Larrard y Sant Martí de Barcelona, que realizaron un estudio transversal y multicéntrico a través de una encuesta realizada entre junio y diciembre de 2014. En este estudio participaron 167 personas.

El análisis estadístico se ha llevado a cabo mediante el paquete SPSS. Los investigadores realizaron una primera parte descriptiva mediante la aplicación de chi cuadrado (prueba χ²) y varias t de Student. Durante la segunda fase del estudio, se realizó una regresión logística con el objetivo de determinar si vivir solo estaba relacionado con el Mini Nutritional Assessment (MNA) ajustado a la edad.

Los resultados mostraron que la edad es un factor determinante en el riesgo de malnutrición. Sin embargo, las puntuaciones del estudio nutricional no mostraron diferencias entre los grupos atendiendo a la unidad familiar como factor diferencial. Los autores concluyen que los pacientes mayores de 79 años que viven solos son en su mayoría independientes para realizar las actividades de la vida diaria.

En este sentido, destacan que suelen presentar un mejor estado de salud física y mental, y por tanto, esto puede explicar que presenten un mejor estado nutricional.