Según informa la universidad, los investigadores examinaron los datos de los participantes de las ediciones comprendidas entre 2001 y 2016 de las 3 grandes maratones estadounidenses (Nueva York, Boston y Chicago) para analizar las diferencias en la edad de desaceleración para hombres y mujeres.

También analizaron si había diferencias relacionadas con la edad en el descenso de rendimiento entre deportistas de élite y corredores promedio, es decir, aquellos que terminan la prueba entre los primeros de su grupo y aquellos que la terminan en la mitad de la tabla clasificatoria. Los participantes tenían entre 16 y 74 años.

“Descubrimos que el declive del rendimiento en la maratón comienza a los 35 años”, ha señalado el autor principal del estudio, Gerald Zavorsky. A partir de esa edad, el ritmo se desacelera unos 2 minutos al año en el caso de los corredores varones de élite y 2 minutos y medio en las corredoras de élite.

En el caso de los corredores medios, la desaceleración comienza a los 50 años y es de alrededor de 2 minutos 45 segundos por año tanto en hombres como en mujeres, tal y como ha explicado el investigador, profesor asociado en el Departamento de Terapia Respiratoria de la Universidad Estatal de Georgia.

En su opinión, la diferencia en la desaceleración de ambos grupos tiene que ver con el hecho de que algunas personas no se dan cuenta de su potencial de carrera y no empiezan a correr hasta una edad más avanzada. “Los deportistas de élite se dan cuenta de su potencial siendo jóvenes y son capaces de maximizar ese potencial entonces”, afirma Zavorsky, que ha trabajado junto a Kelly Tombo y James Smoliga.