Envejecimiento y enfermedad, claves para el futuro.

El envejecimiento y la enfermedad se dan la mano. Entender el proceso por el que una persona se hace mayor y los mecanismos que implica es esencial para conocer la enfermedad. Estos mecanismos genéticos, moleculares y celulares influyen en mantener buena calidad de vida. Para llegar a entender el envejecimiento llega a Madrid Gerosciencie, un evento que reúne a científicos de todo el mundo por primera vez en Europa.

“El envejecimiento no es una enfermedad, sino más bien una situación de riesgo“. Manuel Serrano.

El paso de los años es un factor de riesgo para muchas patologías y problemas crónicos, tal y como señala EFE. Científicos de todas partes se esfuerzan por conseguir más tiempo de vida y hacer que la relación entre envejecimiento y enfermedad sea lo mejor posible. Afrontar hacerse mayor como algo “inapelable, pero modificable” parece ser el objetivo de Gerosciencie.

Las reuniones de Geroscience se promueven desde el Instituto Nacional de Envejecimiento de EE. UU. En esta ocasión, ha estado organizada por la Fundación Gadea por la Ciencia y el CIBER de Fragilidad y Envejecimiento Saludable.

Hoy en día, los investigadores profundizan para conocer detalles de esa relación entre envejecimiento y enfermedad. Enfermedades crónicas, como alzhéimer o párkinson, son un ejemplo de patologías que empeoran con la edad, al igual que la fragilidad o ausencia de resiliencia.

Hacerse mayor: situación de riesgo

Manuel Serrano, biólogo molecular y coorganizador, insiste en que las enfermedades son el resultado de algunos tejidos que envejecen rápida y selectivamente. Como ejemplo de ello, señaló el caso de las enfermedades neurodegenerativas y cardiovasculares. Serrano es pionero en la supresión tumoral y destacan sus estudios sobre resistencia genética en cáncer.

Este biólogo considera un gran reto investigar sobre envejecimiento y enfermedad y cree que hay un camino abierto para las nuevas terapias para el cáncer. “También que habrá que esperar años antes de saber si esas terapias son efectivas“. Sí quiso dejar claro que estos avances no se habían obtenido de igual manera con las enfermedades neurodegenerativas.

Estilo de vida saludable, un punto a favor

Serrano está centrado en estudiar el envejecimiento y la reprogramación celular en el Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona. Previamente había trabajado con Margarita Salas en el Centro de Biología Molecular de la Universidad Autónoma de Madrid y en el Cold Spring Harbor Laboratory de Nueva York.

Según contó a EFE, los avances científicos siempre pueden aplicarse a la salud, aunque el proceso sea largo. Como ejemplo puso los mecanismos de protección contra el cáncer y las terapias anticancerosas utilizadas en los hospitales. Para él, cuando más longevo es el ser humano, más aumentan las enfermedades neurodegenerativas.

El biólogo incidió en que uno de los factores que relaciona envejecimiento y enfermedad es estilo de vida. Los hábitos de vida saludable, la alimentación equilibrada o el ejercicio físico son elementos que ayudan a mantener una vida satisfactoria durante el máximo tiempo posible.