El trabajo desarrollado desde hace varios años por el equipo que dirige el catedrático de Fisioterapia de la USAL José Ignacio Calvo Arenillas ha sido exportado a distintas ciudades españolas, de Portugal e Iberoamérica, según señala la agencia EFE. Este proyecto, denominado Programa de Rehabilitación Geriátrica (PREGE), ha incluido a 587 personas mayores, distribuidas en 19 grupos y con un mayor peso del sexo femenino (505 mujeres frente a 82 hombres).

A todos ellos se les realiza una evaluación al principio y al final del programa anual y, entre octubre y junio, asisten a 3 sesiones semanales de 50 minutos siguiendo el estándar mundial, con trabajos aeróbico muscular y de fuerza y resistencia. De forma paralela, se ponen en marcha otros programas enfocados a la terapia ocupacional, la función respiratoria de los mayores, el refuerzo del suelo pélvico de las mujeres o el equilibrio.

Entre las propuestas de los investigadores destacan las dirigidas al mantenimiento del suelo pélvico. Calvo ha recordado que los fenómenos de incontinencia urinaria “aumentan con el tiempo” y en mujeres está estrechamente relacionado “con el número de partos o la menopausia”.

En relación al equilibrio, el investigador ha explicado que los resultados revelaron que no es necesario realizar ejercicios añadidos para aquellos grupos de mayores “entrenados” con el programa de la USAL, puesto que “nuestra población de mayores se cae poco, los traumatismos son menos graves y si hay algo más grave, se cura antes”.