Tal y como explica MedicalXpress, la comprensión de la longitud de los telómeros es esencial, porque los telómeros determinan la vida útil de las células en el cuerpo, dictando procesos como el envejecimiento y la incidencia de cáncer. “Los telómeros representan el reloj de vida de la cálula”, ha asegurado Eros Lazzerini Denchi, profesor en el The Scripps Research Institute.

“Nuestros telómeros tienen una longitud determinada al nacer que se va reduciendo según se van dividiendo nuestras células. Cuando el telómero es muy corto, la célula ya no puede volver a dividirse”, añade el investigador.

En este estudio, los investigadores han identificado que la proteína TZAP controla el proceso por el que se acortan los telómeros. “Esta proteína establece el límite en la longitud de los telómeros”, explica Lazzerini.

Las investigaciones de las últimas décadas apuntaban que únicamente existían 2 proteínas capaces de unirse a los telómeros:  la enzima telomerasa y un complejo de proteínas conocido como el complejo Shelterin, aseguran los investigadores del The Scripps Research Institute. Este hallazgo ha sido “toda una sorpresa” para los investigadores puesto que hasta el momento se creía que no existían más proteína con la capacidad de unirse a los telómeros.