Al comparar a estos gemelos con la población danesa, se comprobó que las tasas de supervivencia de los gemelos eran superiores a las de los mellizos, y la de los mellizos, más alta que la del resto de la población. La revista PLoS One ya ha publicado que los vínculos sociales entre los gemelos están relacionados con una buena salud.

La investigación ha querido demostrar que las interacciones sociales son una manera importante de promover la longevidad y la salud, razón por la que considera importante invertir en vínculos sociales pese a no tener un hermano gemelo. El caso que pusieron de ejemplo fue que un amigo puede promover hábitos de vida saludable y tratar de disuadir de los malos hábitos a otra persona, pero no hay conclusiones al respecto.

La tasa de supervivencia de los gemelos varones a los 45 años fue del 90%, comparados con el 84% del resto de la población. En las mujeres, por el contrario, se encontró el mayor beneficio a los 60 años, edad a la que llegó un 10% más de hermanas gemelas que de resto de población.