El autor principal del estudio publicado ahora, Siegfried Hekimi, asegura a MedlinePlus que “es difícil de adivinar”. Tal y como explica, “hace 300 años, muchas personas vivían una vida corta. Si entonces les hubiésemos hablado de que algún día la mayoría de los seres humanos podría vivir hasta los 100 años habrían pensado que estábamos locos”.

Para alcanzar estas conclusiones, los autores de este estudio revisaron la información de las personas más longevas de Estados Unidos, Reino Unido, Francia y Japón desde 1968. Tras este análisis, los investigadores no encontraron ninguna evidencia de un límite para la esperanza de vida. Incluso, recalca el estudio, si hay un máximo, todavía se tiene que alcanzar o identificar.

Según detalla Hekimi, “no sabemos cuál podría ser límite de edad. De hecho, al extender las tendencias, podemos mostrar que la esperanza de vida máxima y la promedio podrían seguir aumentando en el futuro”. El investigador concluye que es imposible predecir cuánto tiempo vivirán las personas en el futuro puesto que la tecnología, los avances médicos y las mejoras en las condiciones de vida podrían aumentar el límite para la esperanza de vida fijado en ese estudio.