El doctor Anthony Nsiah-Asare, secretario del Servicio de Salud de Ghana, ha desmentido la presencia de ébola en el país y ha asegurado que los informes sobre un posible brote, distribuidos en redes sociales, son falsos. Según informa la agencia de noticias Xinhua, las autoridades habrían tratado de eliminar de la red dicha información fraudulenta.  

“Deseamos enfatizar enérgicamente que el informe es falso y engañoso y que no existe incidencia del ébola en Ghana”, señaló Nsiah-Asare. El secretario ghanés ha asegurado también que “el sistema de salud es parte de la comunidad global y sigue reglas de salud internacionales que estipulan reportar todas las condiciones en caso de que las hubiera”.

Según el responsable, a raíz del brote de ébola en la República Democrática del Congo, Ghana ha intensificado su sistema de vigilancia, reforzándolo en los posibles puntos de ingreso de la enfermedad. No obstante, el Servicio de Salud no ha implementado restricciones de viaje o comercio, ya que, de acuerdo con la última declaración del Comité de Emergencia del Reglamento Sanitario Internacional sobre la epidemia, el brote de ébola en Congo es local y no constituye una emergencia de salud pública internacional.