Ahora mismo, hay 6 mujeres más sometidas a valoraciones médicas para ser intervenidas en los próximos meses y otras que, al no presentar secuelas funcionales tras la mutilación, reciben atención psicológica y sexual especializada.

"Este tipo de atención, tal y como se contempla en el Protocolo de Actuación Sanitaria ante la Mutilación Genital Femenina en la Comunitat Valenciana, es imprescindible para lograr la recuperación integral de unas mujeres que no solo tienen un daño genital visible, sino que en la mayor parte de los casos, presentan problemas de ansiedad, pánico a revivir el trauma de la mutilación, miedo a preguntar, dificultades en las relaciones sexuales y otros que deben ser tratados", ha apuntado la Consejería.

El programa puesto en marcha por la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública para prevenir y tratar la mutilación genital femenina, integra a los centros de salud sexual y reproductiva. En el caso de la Unidad de Referencia del Hospital Universitario Doctor Peset es el sexólogo Felipe Hurtado, del centro de salud sexual y reproductiva Fuente de San Luis, quien se encarga de trabajar el entorno familiar, la pareja en conjunto y a la paciente individualmente, tanto antes como después de la cirugía reconstructiva.