Científicos de la Universidad de Sydney han asociado la obesidad prequirúrgica a peores resultados clínicos -dolor, discapacidad y complicaciones- en artroplastias de rodilla o cadera realizadas a pacientes con osteoartritis. Según el texto que publica la revista Rheumatology, la práctica regular de actividad física no suponía ningún impacto en los resultados.

Para llegara esta conclusión, el especialista de Instituto Kolling de Investigación Ósea y Articular, Daniel Pozzobon, y su equipo realizaron una revisión sistemática de 62 artículos científicos extraídos de las bases de Medline, CINAHL, EMBASE y Web of Science. De todos ellos, 31 fueron incluidos en el metaanálisis.

Los resultados evidenciaron que los pacientes no obesos con osteoartritis informaban de menores rangos de dolor que los obesos tras las artroplastias; tanto a corto como a largo plazo. El riesgo de discapacidad a largo plazo y el riesgo de complicaciones posquirúrgicas a corto y largo plazo, también era superiores en el grupo obeso; mientras, los pacientes sin obesidad padecían menos infecciones posquirúrgicas tras las artroplastias de cadera y rodilla.