El diseño y posología de esta nueva fase será similar a la anterior, de manera que Bayer evaluará la eficacia y seguridad del fármaco, en 2 miligramos de administración oral, en más de 3.600 pacientes de fibroma. Las voluntarias procederán de unos 900 centros médicos repartidos en, aproximadamente 40 países, por lo que el ensayo tardará, al menos, 3 años en completarse.

Según lo esperado, el SPMR equilibrará las fluctuaciones hormonales dependientes del ciclo menstrual, induciendo una amenorrea terapéutica y una disminución del tamaño del mioma, con la consecuente ganancia en calidad de vida para la paciente.

“El fibroma repercute en el día a día de las mujeres y las opciones de tratamiento médico actuales no son satisfactorias”, sentencia el doctor Joerg Moeller, miembro del Comité Ejecutivo de la División de Productos Farmacéuticos de Bayer.

“Nos hemos marcado un objetivo ambicioso”, admite el director de desarrollo de Bayer, “que nuestros esfuerzos en investigación conduzcan a un tratamiento médico que controle, a largo plazo, los síntomas del fibroma”. La enfermedad, afecta a entre el 5 y el 10% de las mujeres en edad reproductiva.