Asimismo, el Registro Español de Púrpura Trombocitopénica Inmune permitirá “que un grupo importante de muestras de ADN, suero y células de esta patología estén disponibles para cualquier investigador del Gepti, lo que redundará en el conocimiento de la enfermedad”. El Registro Español de Púrpura Trombocitopénica Inmune se ha puesto en marcha con el apoyo del Programa Español de Tratamientos en Hematología (Pethema), que pertenece a la SEHH.

Los 129 hematólogos que forman parte del Gepti organizan reuniones para “discutir el estado del arte en esta enfermedad y generar nuevas propuestas de investigación dentro del Gepti. Pretendemos que tenga una doble finalidad: formación e investigación. Ambas se complementan y repercuten en la mejora asistencial”.

En relación a la investigación, los expertos resaltan que el Gepti tiene en marcha varios proyectos que incluyen la púrpura trombocitopénica inmune y el embarazo en un estudio promovido desde España y con participación de varios países europeos. Esta patología “es el segundo problema hematológico en el embarazo, por detrás de la anemia”, afirma Tomás José González, del Hospital Universitario de Burgos.

Otro estudio del Gepti, independiente del Registro Español de Púrpura Trombocitopénica Inmune, ha abordado la púrpura trombocitopénica inmune persistente. Además, destacan los trabajos centrados en pacientes multirrefractarios y en la comprensión de los anticuerpos antiplaquetarios. Los hematólogos de la SEHH estiman que la púrpura trombocitopénica inmune afecta a 1 de cada entre 25.600 y 62.500 habitantes, y puede originarse en cualquier etapa de la vida, aunque con más frecuencia antes de los 18 años y en la edad avanzada.