El lupus eritematoso sistémico suele estudiarse en relación a un grupo étnico, una zona geográfica particular y una muestra pequeña de pacientes en una franja de edad determinada, según ha observado un grupo de científicos del Hospital de Guangxi, en China. Un estudio recogido en PubMed analiza cómo afecta esta enfermedad tanto a la población infantil como a la adulta para conocer las posibles diferencias en función del rango de edad en el que se encuentran los sujetos.

Los científicos utilizaron bases de datos electrónicas y la Newcastle Ottawa Scale (NOS) para conocer la calidad metodológica de los estudios y la versión 5.3 del RevMan software para conocer las tasas de riesgo y los intervalos de confianza en los parámetros estadísticos empleados. En total, el estudio seleccionó a 10.261 participantes, de los que 1.560 eran niños y 8.701 adultos. Así, observaron que la afectación pulmonar era más alta en los sujetos adultos que en los niños, entre otros síntomas. 

Sin embargo, los niños con lupus eritematoso sistémico presentaron una mayor afectación renal. El fenómeno de Raynaud y la fotosensibilidad fueron más significativos en la etapa adulta. La erupción malar, sin embargo, fue más favorable en los pacientes adultos que en niños. El lupus eritematoso sistémico infantil se asoció con unas tasas superiores de anemia hemolítica, trombocitopenia, leucocitopenia y linfopenia.

Las convulsiones, la vasculitis, la fiebre y las manifestaciones oculares fueron significativamente más altas en los niños con lupus eritematoso sistémico. La pleuritis, por su parte, fue más alta en adultos. Las principales conclusiones del estudio indican que esta enfermedad autoinmune afecta de manera más agresiva en la infancia, por lo que es necesario tratarla y abordarla de manera distinta en función del grupo de edad en el que se encuentre el paciente.

El lupus eritematoso sistémico afecta a los tejidos sanos por error. La piel, las articulaciones, los riñones, el cerebro y otros órganos son los que más se ven afectados por la enfermedad, según informan los National Institutes of Health (NIH) de los Estados Unidos. Aunque se desconoce la etiología de la enfermedad, esta afecta con mayor frecuencia a sujetos de entre 15 y 44 años, así como a las razas afroamericanas y asiáticas.