El estudio se ha publicado en Plos One bajo el título EGFR como diana para recuperar subpoblaciones de CTCs con baja expresión de EpCAM mediante inmunoaislamiento. La principal novedad de este hallazgo es que permite aislar las células tumorales circulantes con mayor eficiencia que los métodos actuales.

El procedimiento consiste en el inmunoaislamiento de las células tumorales circulantes a través de un marcador alternativo, combinado con el marcador estándar EpCAM (una molécula epitelial). El estudio indica que los pacientes en los que se detectan células tumorales circulantes con el nuevo marcador presentan un peor pronóstico.

“EGFR es al mismo tiempo un marcador alternativo al EpCAM y un marcador pronóstico de la enfermedad”, asegura la autora principal, Clotilde Costa.

Uno de los límites que suponen los métodos de aislamiento epiteliales es que las células durante el proceso metastásico sufren cambios en la expresión de sus marcadores y cambian las características epiteliales a características más mesenquimales, lo cual les permite llegar al torrente sanguíneo y diseminarse por el organismo.

Por lo tanto, basar el aislamiento únicamente en un marcador epitelial como el EpCAM limita mucho la técnica, señalan los investigadores del IDIS. Esto provoca que en ciertos casos no se detecten las células tumorales circulantes cuando en realidad sí que están en la sangre.