El tiro con arco podría ser ayudar en la rehabilitación de mujeres sometidas a cirugía para tratar un cáncer de mama. Es la hipótesis que tratar de corroborar el Hospital Universitario Infanta Leonor, que ofrece a sus pacientes la posibilidad de practicar esta disciplina en el marco de un convenio con la Federación Española de Tiro con Arco, según ha informado la Consejería de Sanidad de Madrid.

Gracias a esta colaboración, las pacientes pueden hacer uso desde hace 2 años de las instalaciones para entrenar, a través del Club de Tiro con Arco de Moratalaz, en el centro deportivo municipal del distrito. La iniciativa se puso en marcha hace 2 años y se dirige a mujeres que han finalizado su tratamiento al menos 6 meses antes, se han sometido a una biopsia del ganglio centinela o una linfadenectomía axilar y no han desarrollado linfedema o es leve y estable.

La consulta de rehabilitación del centro elige a las beneficiarias, que no pueden tener ninguna otra patología que afecte al miembro superior. El programa se inicia con una sesión de fisioterapia preparatoria, donde la mujer aprende ejercicios que sirven para tonificar la musculatura implicada en el tiro con arco. A continuación, realiza un curso de iniciación de 20 horas repartidas en 2 fines de semana.

El siguiente paso es comenzar la práctica del tiro con arco 2 horas semanales durante un año, bajo la supervisión de una monitora. Cada 3 meses, pasan por la consulta de rehabilitación para someterse a una revisión. Algunas de las pacientes que han participado en el programa desde 2016 han seguido practicando tiro con arco una vez completado el año de seguimiento.

Resultados positivos

De acuerdo con el servicio, el tiro con arco favorece la circulación linfática por la contracción-relajación de los grupos musculares implicados, lo cual supone un beneficio físico para las pacientes. De hecho, la mayoría refiere mejoría a nivel funcional en el miembro superior, tanto en la fuerza, como en la agilidad. Asimismo, la dinámica de grupo y convivencia entre pacientes que se da durante la práctica tiene beneficios a nivel psicológico.

El linfedema es un trastorno crónico provocado por una anomalía en el funcionamiento del sistema linfático que da lugar a una acumulación de líquido en una extremidad. En España, la causa más común es el cáncer de mama y su tratamiento y afecta principalmente al brazo. Se caracteriza por provocar sensación de pesadez en el miembro afectado, sensación de tirantez en la piel, pérdida de flexibilidad e incremento de volumen.