Tras revisar los últimos estudios publicados, la FDA cree que es necesario que estas advertencias se añadan a las etiquetas de estos medicamentos. La agencia reguladora ha emitido una advertencia sobre la seguridad del medicamento para informar a los proveedores de atención sanitaria, a los padres y a los cuidadores en peligro potencial.

Janet Woodcock, directora del Centro para la Evaluación e Investigación de Medicamentos de la FDA, ha explicado que “en muchos casos estas exposiciones podrían ser necesarias desde un punto de vista médico, y estos nuevos datos de los posibles deben tenerse en cuenta y valorarse con respecto al riesgo de no realizar un procedimiento médico concreto”.

La preocupación de los padres cuando un hijo necesita un procedimiento quirúrgico es muy común, asegura Woodcock. “Es comprensible que haya muchas preguntas, incluyendo si los medicamentos son seguros para el niño”, ha añadido. Según esta especialista, las mujeres embarazadas que deban someterse a intervenciones quirúrgicas y requieran anestesia o sedantes tienen unas preocupaciones parecidas.