Científicos de la Universidad Ártica de Noruega, el Karolinska Institute y las universidades de La Marca y Ferrara han llevado a cabo una revisión sistemática para evaluar la relación entre las caries de la madre y el riesgo de parto prematuro. Para ello se valieron de 9 estudios observacionales (4.826 embarazos) obtenidos de las bases de datos de Medline, Embase, Cinahl y Cochrane.

Según recoge el estudio, publicado en la revista Dentistry and oral medicine, las mujeres afectadas por caries durante la gestación no mostraron un riesgo significativamente mayor de sufrir partos prematuros.

Tras aplicar metaanálisis de efectos aleatorios, el equipo dirigido por Madhu Wagle también comprobó que las madres que sí experimentaron un parto prematuro no tenían índices superiores de superficies dentales o dientes completos empastados, con caries o perdidos. Por tanto, concluyen, la caries no es un factor de riesgo sustancial para el parto prematuro.