Según explican los autores, el diagnóstico del biomarcador HER2 es un factor imprescindible en el manejo de los pacientes de carcinoma infiltrante de mama. La sobreexpresión del HER2, observada en aproximadamente el 15% de los pacientes, se asocia a mal pronóstico. Para determinar este biomarcador se utilizan 2 técnicas (IHQ o HIS), ambas válidas y necesarias para los casos equívocos.

El objetivo del estudio era comparar las distintas técnicas de HIS (CISH e IQ-FISH) entre sí, además de evaluar las diferencias de resultados en función de la aplicación de las guías clínicas ASCO/CAP para el HER2 de 2007 y 2013.

Después de analizar 1.568 casos HER2 equívocos de carcinoma infiltrante de mama, procedentes de distintos hospitales españoles, los investigadores afirman que la aplicación de la guía 2013 aumenta el porcentaje de resultados equívocos respecto a la del 2007. También señalan que cualquiera de las 2 técnicas de HIS es válida para el estudio del biomarcador.