La incontinencia urinaria podría afectar a unos 6 millones de personas en España, según se puso de relieve en el VII Curso internacional de cirugía de incontinencia urinaria y de suelo pélvico del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, en el que participaron 190 especialistas de distintos países.

Según ha informado la Consejería de Sanidad de Madrid, el responsable de dicho departamento, Enrique Ruiz Escudero, fue el encargado de inaugurar este curso sobre incontinencia urinaria, que tiene 12 años de historia. En esta edición, el programa incluyó 11 mesas redondas, una decena de conferencias magistrales y varias cirugías, sobre todo laparoscópicas y robóticas.

En 2006, el hospital madrileño fue el primer centro del Sistema Nacional de Salud en usar el robot Da Vinci para realizar intervenciones. En el curso se usó el modelo Da Vinci XI para realizar 11 procedimientos quirúrgicos para el tratamiento de patologías de suelo pélvico e incontinencia urinaria.

“Es una molestia real que no se declara, que afecta a los pacientes y que limita su sociabilidad”, apuntan los organizadores del curso, Jesús Moreno y Miguel Ángel Herraiz, jefe del Servicio de Urología y del Servicio de Obstetricia y Ginecología del mencionado Hospital Clínico respectivamente.

Mucha de la gente que tiene este problema no lo confiesa por vergüenza, por lo que no hay datos oficiales sobre el número de personas afectadas por la incontinencia urinaria. Sin embargo, un trabajo reciente promovido por la Organización Nacional de Incontinencia estimaba que podría haber unos 6 millones de afectados en España.

De acuerdo con los expertos, esta dolencia tiene solución. Además de las distintas técnicas quirúrgicas disponibles (entre las que destaca la navegación quirúrgica en neuromodulación), para tratarla se utiliza a la fisioterapia, la electroestimulación, la inyección de toxina botulínica, la termoterapia con láser y distintos fármacos.