Este desajuste hormonal provoca, según señala el estudio, que las mujeres sean más vulnerables a diversas enfermedades, más comúnmente, a deficiencias periodontales como la inflamación, dolor cronificado, sangrado e, incluso, pérdidas de dientes. El estudio señala que un tratamiento a base de estrógenos ayuda a evitar estos problemas. Los médicos han llevado a cabo una investigación con 492 mujeres con edades comprendidas entre los 50 y los 87 años. 113 de ellas recibieron tratamiento contra la osteoporosis a base de estrógenos y 379 no fueron tratadas.

Según explican los expertos, el aumento de estrógenos produce que la densidad de los huesos de la mandíbula aumente debido a que recibe una mayor cantidad de minerales distribuidos por la sangre. Este aumento de densidad produce fortaleza y hace más difícil que se contraiga una enfermedad. El estudio recoge que el tratamiento con estrógenos redujo hasta un 44% la aparición de enfermedades periodontales.

Los autores de la investigación aseguran que este tratamiento es especialmente beneficioso para prevenir pérdidas de piezas dentales y ayuda a mejorar problemas que ya se hayan manifestado en la superficie ósea de la mandíbula y en las encías. El estudio ha sido publicado con el nombre de Association between osteoporosis treatment and severe priodontitis in postmenopausal women, y sus autores esperan que la sociedadad científica estadounidense lo tenga en cuenta a la hora de tratar estas patologías.