La lactancia materna se abandona sobre todo por hipogalactia o baja producción de leche y por una disminución del peso del lactante o un incremento por debajo del recomendado. Así lo determina un estudio realizado por el Departamento de Salud de La Ribera entre más de 1.300 mujeres durante los 3 meses siguientes al parto.

Según han informado en un comunicado, dicho trabajo es uno de los más amplios realizados en España sobre las principales causas de abandono de la lactancia materna. Su importancia radica además en el hecho de que se han recogido datos durante 4 años, entre diciembre de 2012 y enero de 2017, tal y como ha señalado el responsable del Área Integral de la Mujer del departamento, Rafa Vila.

La causa de abandono de la lactancia materna fue la hipogalactia o baja producción de leche materna en el 21,8% de las mujeres estudiadas, mientras que la pérdida de peso o el aumento inferior al recomendado fue la razón en el 14,9% de los casos. De acuerdo con Vila, ambas causas están relacionadas, “si bien la mayor parte de los motivos que las madres expresan como hipogalactia se basan en percepciones meramente subjetivas”. Otras causas son:

  1. Pezón invertido.
  2. Mastitis.
  3. Grietas en el pezón.
  4. Ingreso del lactante.
  5. Ictericia del bebé.

“Todas estas causas generan el abandono de la lactancia materna exclusiva en los primeros días de vida del neonato, lo que provoca un abandono más tardío, entre el mes y los 2 meses, causas como la incorporación laboral de la madre o su capacidad anímica para continuar con la lactancia materna”, ha añadido Vila, que explica que las mujeres que ya habían sido madres anteriormente son las que tienen mayor tendencia a mantener la lactancia materna exclusiva.

Aumento de prevalencia

El estudio ha puesto de manifiesto asimismo un incremento de la prevalencia de la lactancia materna en el Departamento de Salud de La Ribera. Así, aunque el 29,1% de las participantes deseaba optar por la lactancia artificial desde el inicio, el 68,2% de las madres optó por la lactancia materna exclusiva al alta, lo cual supone un aumento del 7% en los últimos 6 años. A los 3 meses de dar a luz, mantenía la lactancia el 49,2%, un 9% más que en 2012.

“Sin, duda, este aumento de predilección por la lactancia materna de las mujeres de La Ribera es debido a las políticas de humanización al nacimiento y apoyo a la lactancia, así como el fomento del contacto piel con piel tras el parto o cesárea, por las que se viene apostando, en los últimos años, desde el Hospital de Alzira”, ha apuntado el responsable del Área Integral de la Mujer del departamento.

Tal y como han recordado, la lactancia materna tiene importantes beneficios tanto para el bebé como para la madre. Así, favorece los lazos efectivos entre la madre y el hijo, promueve el desarrollo cognitivo y sensorial en los niños y disminuye la incidencia de muerte súbita del bebé, los cólicos del lactante, el riesgo de infecciones y la posibilidad de padecer cáncer de mama. Asimismo, la leche materna contiene todos los elementos nutritivos que el bebé necesita.