Sin embargo, este nuevo planteamiento sugiere que los fetos podrían desarrollarse en una placenta extracorpórea desde el inicio de su formación. Tesarik indica que, aunque todavía no está claro el éxito de esta técnica, varios grupos de investigación están trabajando en ello. La ciencia ya ha sido capaz de criar embriones humanos durante 12 o 13 días fuera del útero, pues a los 14 días, como tope, tenían que frenar la investigación.

Esta interrupción del experimento se realiza para cumplir con la regla de los 14 días que impide la investigación con embriones humanos durante más tiempo, según reflejó la revista Nature en un artículo de 2016. Hasta ese momento, el récord se encontraba en 9 días. Normalmente, los estudios solo conseguían prolongarlo durante 7 días debido a que ese día se implantan en el útero.  

Según explican los investigadores, la clave para continuar con el desarrollo de los embriones implicaría conocer exactamente los nutrientes y hormonas necesarias para su crecimiento y una “receta” para que llegaran al embrión, en sustitución del cordón umbilical. Según explica Tesarik, primero sería necesario realizar una fecundación in vitro y, posteriormente, construir la estructura en la que se desarrollarían.

Un feto puede sobrevivir fuera de la madre a partir de la semana 22 por lo que “lo más difícil son las etapas iniciales y las primeras semanas”. Para Tesarik, la ectogénesis completa sería posible si se consiguiera el desarrollo del embrión hasta el tercer o cuarto mes en un espacio tridimensional y se combinara con una mejoría de las incubadoras actuales o de otros sistemas avanzados, como ya han demostrado los recientes desarrolladores de placentas artificiales.