El equipo de Tesarik ha analizado los avances derivados del uso de la realidad virtual en la exploración ginecológica (endoscopia virtual) y su futuro potencial. El investigador explica que algunos artículos advierten sobre el deterioro de la calidad de los espermatozoides. No obstante, en su opinión, es necesario realizar estudios más largos con hombres de la misma edad, elegidos aleatoriamente y no condicionados por factores externos, en los que se utilicen los mismos métodos de análisis.

Algunas técnicas, como la desarrollada por el equipo de investigación de Tesarik, Raquel Mendoza-Tesarik, de la Clínica MARGen, y Nicolás Mendoza, de la Universidad de Granada, proporcionan imágenes en 3D de las cavidades de los órganos reproductivos femeninos sin necesidad de acceder al interior de los mismos. Los exámenes ginecológicos virtuales en 3D han sido creados a partir de una reconstrucción computarizada de grabaciones ecográficas realizadas desde el exterior.

“La calidad en la atención de las pacientes mejora exponencialmente, ya que los exámenes son indoloros, no necesitan anestesia o sedación y mejoran la exploración y el análisis de las cavidades y canales de los órganos reproductivos femeninos. Una técnica cuyo ámbito de aplicación aumenta día a día”, explica Tesarik.

Menos riesgos para el paciente

Dichas pruebas evitan que el paciente sea sometido a una exposición de rayos X o a una inyección de contraste, lo que reduce los riesgos asociados a la integridad del ADN de los óvulos y las posibles reacciones adversas. Además, los exámenes ginecológicos virtuales en 3D generan imágenes de máxima precisión de las cavidades corporales sin necesidad de insertar ningún tipo de instrumental en el interior de la paciente.

“Hemos empezado a sustituir la histeroscopia convencional con la histeroscopia virtual, un examen que no necesita anestesia ni sedación y se puede realizar en tan solo 5-10 minutos. Por su parte, la histerosalpingografía convencional se puede también sustituir con un examen ecográfico, llamado histerosalpingoscopia virtual. La posibilidad de sustituir la cistoscopia convencional con una cistoscopia virtual está, actualmente, en curso de evaluación”, afirma el director del estudio.

Imágenes más precisas

Estas técnicas son una alternativa a las técnicas endoscópicas directas, que necesitan la introducción de instrumentos en el interior del cuerpo, señalan los expertos. La endoscopia virtual podría empezar a utilizarse para evaluar las cavidades corporales en las que no se puede realizar un examen endoscópico directo. Así, podría utilizarse para observar embriones recién implantados en el útero (embrioscopia virtual) o para buscar óvulos dentro de los folículos de ovarios bajo estimulación hormonal.

Los exámenes ginecológicos virtuales en 3D no solo son más eficaces, cómodos y conllevan menos riesgos. Además, "las imágenes generadas por estas técnicas son extraordinariamente precisas y flexibles, y permiten la visualización de estructuras patológicas en diferentes perspectivas y desde puntos de observación libremente elegibles por el observador, lo que no es posible con las técnicas endoscópicas convencionales”, concluye Tesarik.