El agente de contraste que identifica el cáncer está hecho a base de gadolinio. Los investigadores llegaron a esta conclusión tras realizar diversos test con ratones. Los investigadores destacan que el gadolinio es más eficiente y seguro que los agentes tradicionales utilizados en la resonancia magnética, pues requiere una dosis 20 veces menor que otros compuestos. El gadolinio se expulsa del cuerpo con facilidad y no deja acumulación en los tejidos, según explican los médicos.

A fin de fabricar ese agente nuevo, el equipo combinó el agente de contraste llamado Gd3N@C80, considerado altamente eficiente, con un péptido denominado ZD2, desarrollado en el laboratorio por esos expertos. Los científicos vieron que, frente al gadolinio empleado en agentes tradicionales, la estructura del Gd3N@C80 era diferente, pues "los iones del gadolinio quedan enjaulados en una molécula de fulereno que parece un balón de fútbol", según indica Lu en el artículo.

"Esa jaula evita un contacto directo entre el gadolinio y el tejido, y el gadolinio no se libera, lo que evita cualquier tipo de interacción con el tejido", dice Lu,

El experto asegura que "la tecnología clave en el agente de contraste es el péptido adosado". En el experimento, se aplica el ZD2 a la superficie de la molécula de fulereno, tras lo que el péptido detecta específicamente la proteína del cáncer EDB-FN. La EDB-FN, que se asocia a la invasión de un tumor, la metástasis y la resistencia a los fármacos, se manifiesta altamente en la matriz que rodea a las células cancerosas en muchas formas agresivas de cáncer, según el estudio.  Al hacer pruebas con 6 modelos de ratones, la resonancia magnética identificó el cáncer de pecho en todos los casos.

Los médicos observaron que la señal creada por la acumulación de moléculas de contraste en 3 tipos agresivos de cáncer de pecho era significativamente más brillante. Por otro lado, en el caso de los cánceres de lento crecimiento, la señal permanecía débil. El laboratorio de Lu investiga ahora maneras para reducir el coste de la producción de este agente a fin de lograr que resulte atractivo para su uso clínico.