Los investigadores del IVO han confirmado que añadir la terapia dirigida palbociclib al tratamiento hormonal letrozol aumenta la supervivencia libre de progresión en más de 10 meses, si se compara con la terapia basada en letrozol más placebo. Esta es la primera vez que se superan los 2 años sin progresión, según señala el Grupo GEICAM de Investigación en Cáncer de Mama.

Este fármaco ha sido aprobado recientemente por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) como tratamiento para el cáncer de mama metastásico en combinación con inhibidores de la aromatasa. Está indicado en mujeres que hasta ahora no habían recibido tratamiento hormonal previo para la enfermedad avanzada o con fulvestrant en mujeres en las que la enfermedad había avanzado tras la terapia hormonal.

Los resultados forman parte del ensayo clínico fase III PALOMA-2 y se han publicado en The New England Journal of Medicine. El IVO ha destacado que las pacientes tratadas con esta terapia combinada logran reducir el riesgo de progresión un 42%. El presidente de GEICAM, Miguel Martín, ha recordado que “hasta ahora ningún tratamiento había logrado una mediana supervivencia libre de progresión superior a 2 años en este tipo de pacientes”.

Tal y como se desprende de este ensayo clínico, la combinación de palbociclib y letrozol aporta un importante beneficio clínico en mujeres posmenopáusicas con cáncer de mama avanzado. Palbociclib cuenta también con la aprobación en Estados Unidos como tratamiento inicial del cáncer de mama avanzado o metastásico (RH+/HER2-) en combinación con letrozol en mujeres posmenopaúsicas.