El Hotel de Madres del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla ha cumplido este verano 2 años de vida; un periodo en el que ha acogido a un centenar de mujeres con bebés lactantes ingresados en Neonatología que no podían desplazarse a su lugar de residencia entre toma y toma, por problemas de salud, socioeconómicos o de transporte.

Según ha explicado el propio centro, este hotel de madres cuenta con un dormitorio triple, una sala de estar y 2 cuartos de baño completos, todo ello ubicado en la tercera planta del ala centro del Hospital de la Mujer. Las instalaciones están dotadas con todo aquello que pueda garantizar la comodidad de las usuarias dentro del entorno de un centro hospitalario.

Son los profesionales que atienden a los recién nacidos y a las mujeres tras el parto quienes se encargan de identificar a posibles candidatas a alojarse en el hotel de madres, donde la estancia máxima es de una semana, que se puede ampliar en función de la lista de espera que exista en ese momento, con el fin de atender las necesidades de todas las personas con necesidades.

Los responsables de Cuidados de Obstetricia y Neonatología, en coordinación con la Unidad de Trabajo Social y con el apoyo de varias unidades del Hospital Virgen del Rocío, se encargan de gestionar el hotel de madres, que forma parte del Plan Integral al Niño Hospitalizado, otra iniciativa que ayuda a mantener el vínculo madre-hijo, y a fomentar y desarrollar la lactancia materna mientras el recién nacido está ingresado.

En esa línea, el centro hospitalario sevillano abrió de manera simultánea un banco de leche materna, que viene a desarrollar el Plan para la Humanización del Parto y el Programa de Promoción de la Lactancia Materna. Asimismo, el hospital cuenta con el Proyecto Apego, que busca mantener el vínculo madre-hijo y el Proyecto de Fomento de la Parentalidad Positiva.