Ejal Sivan, director del paritorio, afirma que nunca antes había visto un caso parecido con tantos nacimientos por cesárea. La mujer israelí, una profesora de 38 años de edad declaró a la agencia de noticias Ynet que ella y sus hijos, de entre 2 y 15 años, están completamente sanos.

"Nunca tuve miedo antes de las cesáreas", declaró la madre, quien afirmó categóricamente que será "la última vez".

El doctor Sivan explicó que no sabe la razón por la que los primeros partos fueron por cesárea, ya que lo recomendado es que, tras 2 operaciones quirúrgicas, se renuncie a un parto natural. Este solo se aconseja en casos concretos en los que el riesgo de desgarro en el útero sea excesivo. No quiso pasar por alto que, siempre que sea posible, se aconseja un parto natural que es menos peligroso para la madre.

Esta no es la primera vez que Israel sorprende con un caso ginecológico. El pasado año, una mujer dio a luz a mellizos de 2 padres distintos, un caso que dio la vuelta al mundo por la inhabitual inclusión de 4 padres biológico. El proceso, realizado por fecundación in vitro en un laboratorio de Europa del Este, consistió en la fecundación por separado en el semen de cada padre y la implantación en un vientre de alquiler.