Hospital de Gandía

El Hospital de Gandía Francesc de Borja pone en marcha un sistema para mejorar la seguridad de las transfusiones sanguíneas. Además, esperan fortalecer el control en el proceso de la transfusión. Se trata de un registro informatizado basado en la identificación mediante códigos de barras de todos los actores y elementos implicados en el proceso. Esto englobaría a profesionales, pacientes, muestras sanguíneas, documentación y hemoderivados.

Se dispondrá de pulseras a los pacientes con etiquetas y un dispositivo PDA con un software de gestión de datos. Este sistema se utilizará en todas las unidades de hospitalización por parte de los profesionales que ya han sido formados.

Desde el Servicio de Hematología esperan que el sistema monitorice en tiempo real todas las fases de la transfusión. Además, contarán con un registro informatizado desde el momento en que se solicita la transfusión por pequeña que sea. Asimismo, controlarán la extracción de la muestra, su recepción y la selección del hemoderivado.

Revolución en el Hospital de Gandía

Esta nueva forma de trabajar cambia completamente el sistema anterior. Ahora cada profesional debe identificarse con su correspondiente nombre de usuario y contraseña. A continuación lee mediante la PDA el código de la pulsera del paciente, de la petición de transfusión y del tubo de la muestra. Además, cuando empieza el proceso de la transfusión se procede de nuevo de igual forma.

Este proceso se repite cuando finaliza la transfusión y concluye con una valoración del profesional que indica si es correcta. También el hospital ha implantado la petición electrónica de la transfusión, para que el personal facultativo evite hacerlo a mano. Con la informatización de la petición mejora el proceso y se evitan posibles errores de transcripción.