Esta medida modificaría la Directiva de Cualificaciones Profesionales entre los diferentes estados miembros de la Unión Europea y “podría aplicarse con un periodo de 3 o 4 años siempre que estuviese precedido de 1 o 2 años de formación en Medicina Interna”, asegura la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH).

La SEHH insiste en solicitar la extensión de su periodo MIR de formación a 5 años a la espera de que el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad apruebe los programas formativos de las especialidades. Para ello se basa en un análisis de la EHA que sitúa en 62 meses la media europea del periodo formativo de la especialidad, lo que situaría a España en desventaja si no ampliara su formación.

Entre los más bajos de Europa

Entre los países con 7 años de formación se incluyen Polonia, Turquía y Austria. En los 6 años se sitúan Croacia, Grecia, Holanda, Suecia, Hungría, Bélgica, Bulgaria y Suiza. La formación de 5 años la protagonizan Alemania, Reino Unido, Portugal, Irlanda, Francia y Dinamarca. Y, por último, en la formación más corta, compuesta por 4 años, se encuentran España, Italia, República Checa y Estonia.

Según recalca Jorge Sierra, presidente de la SEHH, “el espacio europeo es una oportunidad, tanto laboral como científica, para las generaciones de hematólogos actuales y futuras. Por eso, es coherente armonizar nuestro currículum con el europeo. Para conseguirlo, desde la SEHH hemos establecido comités de colaboración conjunta y promocionamos la asociación a la EHA”.

Sierra añade que “las competencias necesarias del periodo específico de la especialidad de Hematología y Hemoterapia no pueden evaluarse en 2 años, dados los grandes adelantos diagnósticos y terapéuticos incorporados a la especialidad. Tampoco es tiempo suficiente para que los residentes puedan desarrollar su labor con los estándares de calidad asistencial que requiere la salud del paciente hematológico”.