“La certificación CAT garantiza que toda la actividad transfusional y de donación del centro se realiza conforme a los estándares de calidad”, asegura Pilar Llamas Sillero, jefa del Servicio de Hematología y Hemoterapia del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz.

La renovación de la Fundación CAT permite “implantar un sistema de gestión de calidad específico para el servicio de transfusión con la finalidad de conseguir una mejora continua de los procesos y satisfacer, de forma eficiente, las necesidades de los pacientes y de los usuarios. Todo ello hace que el servicio trabaje con mayor seguridad en todos los procesos”, añade la jefa de servicio.

Cobertura integral

Entre las mejoras que han permitido obtener la renovación destaca "más formación a los técnicos de laboratorio del Banco de Sangre y a la enfermería de este departamento y de la implicada en el proceso transfusional del hospital. En la actualidad, estamos trabajando en mejorar la información y cumplimentación de los volantes de petición de transfusión", explica Llamas.

El servicio de transfusión es un servicio central del hospital que garantiza la cobertura integral de la hemoterapia necesaria para la actividad médica y quirúrgica de todos los servicios del hospital y que registró un total de 10.410 de concentrados de hematíes transfundidos en 2016, según indican del servicio de hematología con motivo de la renovación del certificado de calidad de la Fundación CAT.

La participación de este servicio es destacable en el Programa de Trasplante de Progenitores Hematopoyéticos (TPH), “procedimiento que requiere un soporte transfusional especializado y un laboratorio de inmunohematología que trabaje según los estándares de calidad CAT", recalca Llamas. Posteriormente, se ofrece la posibilidad de entrar en un programa de ahorro de sangre para pacientes seleccionados que van a someterse a una cirugía programada traumatológica u oncológica.